x
Local

El Barranco de Dolores, donde Chihuahua y Sinaloa se fusionan

El Barranco de Dolores, donde Chihuahua y Sinaloa se fusionan
  • Publishedmayo 20, 2023

El pueblo de Dolores no solo es uno de los más hermosos del municipio de Guadalupe y Calvo, lo es incluso de todo el Estado de Chihuahua, su ubicación geográfica colindante con el Estado de Sinaloa le permite contar con una exuberante vegetación y una enorme variedad de frutas típicas de la barranca, sus hermosas calles empedradas hasta el año de 1990, el colorido de las bugambilias que adornan sus casas, sus techumbres de teja color roja, el sonido de las cristalinas aguas que corren al lado del pueblo, sus hermosas mujeres y su alegre y entusiasta población son una irresistible combinación de factores que invitan a un extraordinario paseo por este rincón del estado con una fuerte influencia sinaloense.

Es de señalarse que el empedrado original de su calle principal fue retirado durante la Administración Seccional de Adolfo Lugo (1986 – 1989), en tanto que en la administración de Castulo de la Rocha se realizó el encementado de esa calle. A fin de recuperar la identidad de la localidad, durante la administración municipal del Ing. Noel Chávez Velázquez (2018- 2021) se volvió empedrar su calle principal.

La influencia sinaloense es parte de su forma de vida; su vestimenta es típica de la costa, no se diga la forma de hablar y expresarse; su hospitalidad y generosidad es única, son amigos a carta cabal, cordiales, francos y alegres; la música de la «tambora» la llevan en el alma, por que nacieron con ella, han vivido con ella durante varias generaciones, desde 1930 en la que ya contaban con la primera «Banda de Dolores», como siempre se le conoció en el municipio y en la región. La Banda perduró por 60 años, desde 1930 hasta 1990.

Los Jesuitas penetraron en la Tarahumara en 1708 y a partir de 1747 el Cap. José Gabriel Serrano fundó además del pueblo de Dolores, Tenoriba, Cinco Llagas, Bazonopa, Santa Rosa y Tohayana; Con anterioridad en 1745 había sido descubiertas las minas que dieron origen a San Juan Nepomuceno y en 1810 se descubrió la mina del Refugio.

Entre 1849 y 1859 Fray José María Becerra introdujo en Dolores el cultivo de la caña de azúcar, dando lugar al establecimiento de importantes «Trapiches» o molinos para la extracción del jugo de la caña y la fabricación de panocha y norote que eran comercializados incluso hasta Culiacán, Sin. Actividad que perduró hasta cerca de 1968.

La elaboración de licor de «Lechugilla» de maguey silvestre ha sido durante muchas generaciones la bebida tradicional de la región de Dolores, la cual hasta la fecha se elabora en la comunidad de Los Trianas por Víctor Carrillo Diaz. Desde hace dos años cerca de setenta productores han empezado por primera vez a cultivar en viveros la planta de la lechuguilla, habiendo realizado en el año 2022 la plantación en sus parcelas de las primeras plantas germinadas en alguno de sus tres viveros con que cuentan.

Written By
admin