Presión alta: 5 alimentos que debes evitar en tu dieta si padeces hipertensión

Cuando hablamos de algún padecimiento o enfermedad la dieta siempre será una parte fundamental del tratamiento, pues así como existen alimentos que son recomendados, hay otros que se deben evitar. A continuación te dejamos una lista de aquellos que es preferible no consumir si se tiene presión alta, también conocida como hipertensión

La presión arterial alta es una afección frecuente en la que la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias con el transcurso del tiempo es lo suficientemente alta como para poder causar problemas de salud, como una enfermedad cardíaca, advierte la Clínica Mayo.

Cuanta más sangre tu corazón bombee y cuanto más estrechas estén tus arterias, mayor será tu presión arterial. La lectura se determina en milímetros de mercurio (mm Hg) y tiene dos números. La mayoría de las personas con presión arterial alta no tienen signos ni síntomas, incluso si las lecturas alcanzan niveles peligrosamente elevados.

Cuanta más sangre tu corazón bombee y cuanto más estrechas estén tus arterias, mayor será tu presión arterial. Foto: Pixabay

Algunas personas con hipertensión pueden tener: dolor de cabeza, dificultad para respirar o sangrado nasal, pero estos signos y síntomas no son específicos y, por lo general, no se presentan hasta que dicho trastorno alcanza una etapa grave.

5 alimentos que debes evitar si tienes hipertensión 

Al hablar del tipo de alimentación que deben tener las personas con este padecimiento, los expertos recomiendan consultar a un especialista en nutrición, sin embargo, existen algunos productos que será mejor evitar en la dieta para prevenir cualquier alteración, como es el caso de las bebidas alcohólicas que elevan la tensión.

1. Alimentos ricos en sal

Este condimento provoca que el cuerpo retenga líquidos, aumentando la presión sanguínea. Con una cucharada de café al día de sal es el máximo recomendado para personas con hipertensión.

2. Azúcar y ultraprocesados

El azúcar en exceso puede derivar en diabetes y obesidad, dos enfermedades que están relacionadas con una elevada presión arterial. Los científicos creen que demasiado azúcar en la sangre altera el tono de los vasos sanguíneos y los niveles de sal en el cuerpo.

Estas formas de procesar los alimentos suelen derivar en elevadas concentraciones de sal. Foto: Pixabay

3. Carnes rojas

No es que se deba eliminar la carne roja de la dieta diaria, ya que tiene otras propiedades nutricionales, el problema es su contenido en grasas saturadas, sustancias contribuyen a la presión arterial alta y que afectan negativamente a la formación de plaquetas y la coagulación de la sangre. El pollo y el pescado son buenas alternativas.

4. Embutidos y conservas

Estas formas de procesar los alimentos suelen derivar en elevadas concentraciones de sal que a su vez puede causar un aumento en la presión sanguínea. Por su alto contenido en conservantes a base de sodio, los productos congelados y enlatados tampoco son recomendables. 

5. Lácteos enteros

La leche, los yogures y los quesos son una buena fuente de minerales como el calcio y magnesio, pero también contienen grasa saturada y sal, que incrementa la presión. La mejor opción es consumir lácteos desgrasados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.