Agua de minas podría cubrir demanda de Parral: Geólogo

La crisis se solucionaría si se invierte en una nueva planta potabilizadora, afirma el experto

La crisis en el tema del agua en la ciudad de Hidalgo del Parral podría solucionarse si se invierte en una planta potabilizadora que apoye a la actual, señala el experto en minas y catedrático del Instituto Tecnológico de Parral, Dionisio Pardo Rentería, quien informó que por el momento el líquido acumulado en las minas es la principal fuente de abastecimiento para reemplazar a la presa Parral, actualmente azolvada.

El catedrático refiere que existen diversas fuentes de abastecimiento que rodean a la ciudad, además de que no es la primera sequía que afecta a los parralenses. En los años 80 se registró una sequía que duró 15 años y que demandó buscar nuevas fuentes de agua como la localizada en Valle del Verano.

Indicó que existen dos proyectos a largo plazo para resolver la demanda de agua para consumo humano e industrial en Parral; estos, vistos por parte de la Junta Municipal de Aguas y Saneamiento (JMAS) y ambos requieren una fuerte inversión de recursos para llevarlos a cabo.

La sobreexplotación de mantos acuíferos podría desatar una catástrofe mayor debido al incremento de la población; aunque el panorama desolador puede detenerse si se invierte en la construcción de otra planta potabilizadora que aproveche las aguas subterráneas que los estudios hidrológicos de la Conagua citan en sus análisis, explicó.

El profesor Dionisio Pardo recordó que la presa ya ha sufrido desembalses como en los años 80, cuando las condiciones meteorológicas, similares a las que ocasionan la sequía actual, se presentaron en el estado de Chihuahua.

La crisis del agua puede ser mermada, aunque se requiere una inversión fuerte para habilitar el proyecto de la planta ubicada en el fraccionamiento El Quijote, así como la adquisición de nuevas bombas que se instalen en Minas Nuevas, comunidad de Villa Escobedo.

Según los estudios hidrogeológicos, en la ciudad fluyen mantos acuíferos, los cuales al secarse la presa Parral, son los que proveen el vital líquido al sector poniente, de donde la JMAS extrae el agua para normalizar el servicio que se agudizó por la seca que sufre la región.

El agua potable que es tratada desde la planta potabilizadora ahora se extrae de los pozos subterráneos que se ubican en algunas minas, específicamente La Arbolito y La Esmeralda, mantos acuíferos que al igual que el El Verano, abastecen el oriente y norte de la ciudad de Parral, dijo.

Añadió que esos pozos pudieran verse sobreexplotados de continuar seca la presa el año entrante y si la demanda de consumo de agua para uso doméstico e industrial se incrementa.

El experto en Geología en la ciudad, profesor Dionisio Alberto Pardo Rentería, quien también es catedrático de la máxima casa de estudios, Instituto Tecnológico de Parral y asesor científico, expuso que la problemática es frecuente en nuestra ciudad, debido a que desde sus inicios el número de habitantes ha crecido

Al hacer historia en Hidalgo del Parral, hizo mención que la primera fuente de abasto de agua potable provenía del río San Gregorio, que actualmente se conoce como Río Parral, mismo que ha provocado inundaciones más de siete veces. Factor que generó la construcción de la presa, cuya misión secundaria era abastecer el vital líquido acumulado para el uso de la comunidad.

La Conagua, por su parte, informó que la presa Parral fue construida por los antecedentes de inundaciones originados por el desbordamiento del río Parral, siendo la contención de estas avenidas su principal misión.

El entrevistado recordó las inundaciones en la ciudad de Parral en los años 1794, 1872, 1932 y 1935; la más devastadora ocurrida el 8 de septiembre de 1944, que provocó la pérdida de vidas humanas y materiales.

A raíz de lo anterior, se construyó la presa sobre el cauce del río Parral, en el periodo de 1949 a 1951 para protección contra las inundaciones y adicionalmente para abastecimiento de agua potable.

El científico concluye señalando que las autoridades deben hacer miras en la inversión de la construcción de una planta potabilizadora con la capacidad para las aguas que provienen de la sierra y de los tres principales mantos que pasan debajo de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.