EU define su futuro y el del mundo en una elección incierta

Eligen 210 millones presidente por voto indirecto; en juego, continuidad de régimen disruptivo; mandatario ha advertido posibilidad de no aceptar resultados; encuestas favorecen a Biden, pero en elección pasada fallaron; 6 estados clave en decisión final; México sigue de cerca proceso: Cancillería
Este martes 210 millones de estadounidenses eligen a su presidente 46, a 35 senadores y a 435 integrantes de la Cámara de Representantes, en una de las elecciones más importantes, pues lo que está en juego es la continuidad de un régimen disruptivo como el de Donald Trump ante Joe Biden, quien estuvo en la estructura de Barack Obama.

Sin embargo, esta elección es un tanto atípica, pues el actual presidente ha advertido la posibilidad de no aceptar los resultados, poniendo en duda el sistema electoral de Estados Unidos.

LAS APUESTAS
Al cierre de estas campañas, Biden lidera la mayoría de encuestas a nivel nacional y estatal, un factor que dejaba tranquilos sus seguidores, a medida que se acercaban a la línea de meta.

Estos sondeos posicionaron al exvicepresidente Joe Biden con esperanzas para ganar Michigan, Pensilvania y Wisconsin, tres estados que contribuyeron a la inesperada victoria en 2016 de Donald Trump sobre la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton.
El demócrata Biden también podría incursionar en otros campos de batalla como Florida, Carolina del Norte, Ohio y Georgia, donde si bien la diferencia respecto a Trump es cerrada, podría conquistarlos y llevarse toda la contienda.

A pesar de esto, el Partido Demócrata apuesta por una votación abrumadora que haga que la victoria de Joe Biden sea contundente, tomando en cuenta que en 2016, las encuestas también favorecían a Clinton, por lo que la cúpula de esa fuerza política no quiere confiarse.

En contraste con el equipo Biden, la cautela no estaba en el búnker de Trump, donde las muestras de optimismo fueron totales, apuntando al entusiasmo sobre el terreno de su base fiel, la misma con la que refuerza su discurso antiinmigrante y proteccionista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.